imagen-noticia
SAPOL prensa

La disolución de los antidisturbios: una medida de cara a la galería, según los sindicatos

Un cambio de nombre. Así es como interpretan los sindicatos de la Guardia Urbana de Barcelona la propuesta de la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, de disolver la unidad de antidisturbios, hasta ahora denominada USP (Unidad de Soporte Policial) y crear una nueva, que se denominará URPE (Unidad de Refuerzo a la Proximidad y Emergencias), con funciones similares.

Para el sindicato de policías SAPOL, también se trata de un cambio de nombre. "Crearán una nueva unidad con las mismas competencias y le cambiarán el nombre de cara a la galería, de cara a los medios", explica su portavoz, Jordi Rodríguez. "No tenemos problema con que le cambien el nombre, pero queremos que se mantenga el derecho laboral de los trabajadores", dice Rodríguez, que también afirma que el origen de todo hace falta buscarlo en un pacto entre Barcelona en Comú y la CUP.

Fuente: El Món


Comparte esta página