imagen-noticia
Salud laboral

Reunión con Inspección de Trabajo

El pasado día 06 de Julio los delegados de riesgos laborales de SAPOL fueron citados en inspección de trabajo por la queja de un com pañero de Guardia Urbana.

El compañero exponía la problemática de los compañeros que en unidades cuyo servicio se realiza de paisano no tienen ni casco ni chaqueta de moto adecuada proporcionada por el Cuerpo.

Dicho compañero forma parte de un colectivo que se autoproclam a sindicato, y se quiso presentar en inspección de trabajo com o representante de los trabajadores en cuestiones de relaciones laborales, siendo reconvenido por la inspectora, ya que al no ser electo la denuncia  la ejercía a título personal.

En todo momento la administración, presente a través de representantes de su Gerencia de Seguridad y Prevención, dijo ser desconocedora de la problemática expuesta. Este hecho se explica por la actitud del "sindicato" denunciador a la hora de exponer las problemáticas, no buscando su solución sino el afán de notoriedad de sus miembros.

Si bien el problem a de la uniformidad es de difícil solución, desde SAPOL se informó a Inspección de Trabajo que como representantes de los trabajadores y con sitio en  las reuniones periódicas de seguimiento de uniformidad, no habíamos sido informados de dicha problemática, al igual que la administración. Aunque también se informó que los componentes de dichas unidades tienen un "vale de paisano" que nosotros consideramos escaso para la cobertura de sus necesidades de vestimenta adecuada.

Al preguntar la administración por el motivo el cual no le había llegado la queja formal a la gerencia, el autoproclamado representante de los trabajadores dijo que ellos elevaban la queja a la Sra. alcaldesa com o máxima responsable de Guardia Urbana, y si no tenían respuesta, iban directamente a Inspección de Trabajo. El método, si bien legal, resultó extraño incluso para la Inspectora de Trabajo, que les informó, igual que al resto de los presentes, de lo absurdo de esta actitud. Si el objetivo final es solucionar un  problema,  y conociendo exactamente el funcionamiento del Ayuntamiento de Barcelona, el método elegido no es el correcto. No en vano, el escrito data de octubre de  2017 y  hasta junio de 2018 no se  ha  realizado queja ante Inspección de Trabajo.

Todos los presentes entendimos que el objetivo real distaba mucho de buscar la solución, sino como ya hemos dicho antes, el  afán de notoriedad de miembros de dicho sindicato, llegando a expresar un representante de la Gerencia que si es ese su fin últim o, no utilicen la salud laboral de los  trabajadores para tal efecto, siendo cuando m enos una falta de respeto hacia los mismos.

Desde el sindicato SAPOL esperamos acabe el absurdo de este comportamiento por intereses espúreos que en nada benefician al colectivo de la Guardia Urbana, y sólo buscan el interés personal de unos pocos.



DIRECCIÓN SAPOL


Documento PDF
  • Tags

Comparte esta página