imagen-noticia
Barcelona

La policía caza a la mafia de las 'robamóviles' de Barcelona

Cinco personas fueron detenidas en el Pride acusadas de hurtar teléfonos a los asistentes a la fiesta

Cae la mafia de las robamóviles de Barcelona. Cinco personas fueron detenidas ayer sábado, 30 de junio, en el Pride Barcelona después de que se las interceptara sustrayendo teléfonos de las personas que disfrutaban de la fiesta de conmemoración del Día Internacional del Orgullo LGTBI.

Según ha podido saber este medio, las detenidas --cinco mujeres-- son originarias de países del este de Europa. En el momento de la detención se les incautaron un total de seis móviles que, la policía sospecha, pertenecían a otros participantes en el Pride. Las presuntas delincuentes fueron detectadas por el personal de seguridad de la fiesta, que congregó a unas 60.000 personas en la avenida María Cristina, y puestas a disposición de las fuerzas de seguridad.

Segundo episodio tras el Sónar

Cabe recordar que las detenciones de ayer son el segundo episodio de robo masivo de móviles en Barcelona en menos de un mes. A principios de junio, los Mossos d'Esquadra detuvieron a dos personas y recuperaron un centenar de teléfonos portables que habían sido sustraídos durante el festival Sónar de música electrónica.

En aquella ocasión, la policía autonómica pudo desarticular una primera banda al interceptar a dos mujeres que salían del recinto del evento con una mochila cargada con dispositivos sustraídos a terceras personas. Las dos detenidas, de 25 y 33 años, fueron puestas a disposición judicial acusadas de un delito de hurto.

Los hurtos crecen un 9% en Barcelona

Precisamente, cabe recordar que el robo de objetos de poco valor es uno de los delitos que más está creciendo en Barcelona. Según los últimos datos de los Mossos d'Esquadra aportados en abril, estos tipos penales se dispararon un 9,08% el año pasado, hasta totalizar 111.966 casos. El repunte de los hurtos se situó por encima de la media de crecimiento de delitos en la Ciudad Condal, que se situó en el 7,74% año a año.

Esta misma semana, un sindicato de la Guardia Urbana alertó a los turistas que visitaban la capital catalana de que el destino es "inseguro". Días antes, la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, aseguró que Barcelona "no tiene problemas graves de seguridad", aunque admitió que hay "pequeña delincuencia". Su versión contrasta con la de algunos sindicatos de la Urbana, que han venido advirtiendo de un mayor índice de delincuencia, y más violenta, en las calles de la ciudad.

Fuente: Crónica Global

Comparte esta página