imagen-noticia
Barcelona

Conductores legales e ilegales del bicitaxi se enfrentan a puñetazos en la Barceloneta

Una nueva escena de inseguridad en Ciutat Vella ha salido a la luz este jueves, tras la grabada la jornada anterior en el barrio Gòtic. En esta ocasión se trata de una pelea de madrugada entre conductores de bicitaxis, los triciclos que pasean a los turistas por el frente marítimo de Barcelona y por otros enclaves emblemáticos de la ciudad. Los participantes en el enfrentamiento serían operadores legales e ilegales, que llevan meses en tensión por la proliferación de vehículos sin licencia municipal.

La escena ha tenido lugar en la playa de la Barceloneta, una de las más concurridas de la capital catalana en pleno verano. En la grabación, grabada presuntamente por turistas desde la balaustrada del paseo marítimo, se observa a ocho triciclos aparcados en fila, de diferentes colores y compañías. Una decena de jóvenes conductores, muchos de ellos extranjeros, se golpean a puñetazo limpio y luego también con maderas. La pelea empieza en la acera junto a la arena y termina en las duchas de la playa, mientras un buen número de personas observa la situaicón desde los bancos y la balconada.


Precisamente este miércoles una vecina del Gòtic daba a conocer otra refriega, en aquella ocasión en la calle Ferran a pocos metros del Ayuntamiento de Barcelona. Una decena de personas, presuntamente turistas y vecinos de origen asiático, se enzarzaron en una discusión verbal que derivó en una batalla campal de puñetazos, paladas y golpes de zapatilla.

La proliferación de ‘taxistas a pedales’ piratas ha envenenado al sector, cuyos operadores legales se ven noqueados por la creciente competencia desleal. Sostienen que la regulación de este transporte, estrenada esta primavera, llegó tarde. La empresa más antigua, de hecho, ha tenido que cerrar tras 15 años en Barcelona. Desde hace meses los conductores intercambian casi cada día a través de WhatsApp y Telegram audios de amenazas y videos de bicitaxis cometiendo infracciones.

Los miembros de las firmas legales relataban a La Vanguardia este mayo que se han ido retirando de la franja nocturna por temor a ser agredidos. El Ayuntamiento de Barcelona ha informado este agosto que ha impuesto 2.797 sanciones entre enero y julio de este año a vehículos de movilidad personal (VMP) –como bicitaxis y segways– en el distrito de Ciutat Vella por infringir la normativa.

Fuente: La Vanguardia

Comparte esta página