imagen-noticia
Acción sindical

Vergüenza

Sin escrúpulos, sin vergüenza, sin ética. 

La última actuación, la declaración del CSIF, tiene trazas de una ruindad que ha sobrepasado la línea roja de la más mínima moral, demostrando ser malos compañeros y peores personas. 

En el año 2000 el comando Barcelona de ETA, asesinó a nuestro compañero Miguel Gervilla, en aquel momento estaba presando su servicio en Les Corts. Dejaba mujer e hijos y un montón de compañeros que le queríamos. 

El Partido Socialista de Catalunya hace ya mucho tiempo que barajaba la iniciativa de rendirle un homenaje a nuestro compañero, dedicándole el nombre de una calle del barrio de Les Corts. Es por ello, por ese motivo que contactó con SAPOL como sindicato profesional por si queríamos apoyar la iniciativa y colaborar, lo que hicimos sin dudarlo un instante e incondicionalmente. 

La propuesta de dedicar una calle del barrio de Les Corts a nuestro compañero asesinado se propondrá en el pleno del Distrito el próximo 8 de mayo. 

Cuando el CSIF ni siquiera sabía que existía la Guardia Urbana, SAPOL ya impulsó que en la Comisaría de Les Corts se pusiera una placa en memoria del compañero y la comisaría pasara a denominarse Comisaría de Miguel Gervilla. Indudablemente estuvimos presentes el día en el que la placa se descubrió. 

Antes de escupir verborrea, Sr. Delegado de Prevención del CSIF, uno tiene que informarse y leer, y aprender un poco, el saber no ocupa lugar. Por cierto Delegado de Prevención…….de algún lugar, del Ayuntamiento de Barcelona NO y de la Guardia Urbana, tampoco. 

Sin ninguna ética ni vergüenza, el secretario general y el de organización y con el único afán de sacar un rédito personal, han usado el asesinato de un compañero, que alguno de ellos ni siquiera llegó a conocer, importándoles bien poco el dolor y los sentimientos de la familia y amigos. Sucedió el 20 de diciembre del 2000 en la avenida Diagonal con calle Numancia, lugar donde el compañero Gervilla fue asesinado de un tiro en la cabeza dando su vida, salvando muchas otras. 

Un hecho violento y repulsivo con resultado de muerte, de una impronta dolorosa que la Guardia Urbana llevará siempre, lo han utilizado pretendiendo beneficiarse como asociación, apropiándose de una noble iniciativa impulsada desde otros ámbitos y por otras personas. 

No esperábamos mucho de unos señores que fueron expulsados de sus respectivos sindicatos por ir en contra de sus propios intereses e incluso en alguna ocasión rozando la ilegalidad. 

Para no perder su modus-vivendi, formaron una sección sindical, sección que no tiene representación alguna, aunque a ellos les de igual y se erijan en jefes sin ser escogidos por nadie, sección sindical amparada en unas siglas CSIF que lleva muchos años intentando entrar en las administraciones públicas de Cataluña.

No lo han conseguido. CSIF tiene su afiliación mayoritaria en los funcionarios de la Administración Estatal, no en la policía, ni por descontado en las policías locales. Todas las policías de las ciudades importantes tienen mayoritariamente un sindicato profesional. 

El único fin de este sindicato es conseguir meter la cuña en el funcionariado catalán, entrando por el Ayuntamiento de Barcelona, no el de luchar por los intereses de la GUB. 

En fin, desde que empezaron la andadura sindical que estáis en una campaña electoral continua, más parecida a tiempos pasados donde se utilizaba: la presión, el miedo, y las amenazas con coacciones y mentiras. Por suerte los tiempos cambian y la gente, menos vosotros, evoluciona. 

A diferencia de ustedes, nosotros no desviamos la atención con nada, podemos hacer las cosas bien o menos bien, pero nunca mentimos. Por eso asumimos nuestros actos. Si tuvierais un mínimo de dignidad rectificaríais y pediríais perdón públicamente a los compañeros y a la prensa, pero seguramente desconocéis el significado de la palabra dignidad. 

DIRECCIÓN SAPOL 
Barcelona, 8 de mayo del 2018


Documento PDF
  • Tags

Comparte esta página