imagen-noticia
Acción sindical

Nefasta previsión y organización en la entrega de la nueva uniformidad (invierno)

Ayer hicimos llegar por escrito al Intendente mayor, Evelio Vázquez, una reclamación por la nefasta previsión y organización en la entrega de la nueva uniformidad. En dicho escrito, nos dirigimos nuevamente a él como máximo impulsor y defensor del cambio de uniformidad dentro de la Guardia Urbana que no pacto con la parte social, como ya hicimos en escrito del día 19 de Julio.

En aquel escrito denunciamos las consecuencias de una mala previsión y gestión en la orden dada por el Intendente de realizar el cambio de uniformidad, sin haber corroborado la existencia en el almacén de la totalidad de las prendas del nuevo uniforme y las entregas de éstas a la plantilla a mediados de verano. Ahora nos encontramos a finales de octubre y nos vemos obligados a sufrir su incapacidad como gestor de una policía de la magnitud de la Guardia Urbana de Barcelona, con policías que deben afrontar una ola de frío en manga corta por la noche, con una temperatura de 10 grados y ante la que solamente disponen de las prendas de verano del nuevo uniforme.

En pleno temporal de invierno, de la plantilla de la Guardia Urbana que dirige el Intendente mayor, el 50% carece del polo de manga larga, el 100% del pantalón y el forro de invierno, chaqueta cortavientos, anorak impermeable, funda exterior del chaleco balístico y por no hablar también del deterioro de los mismos y de su mala calidad del termo-sellado.

Es inconcebible y de juzgado de guardia que todos los jefes de la Guardia Urbana dispongan de las prendas de manga larga para asistir a una rueda de prensa en una sala cerrada y con calefacción y los agentes sigan sufriendo en las calles las inclemencias de la ola de frío que azota la ciudad.

¿Pretende que nos creamos que la alcaldesa y el Intendente mayor se preocupan por la Guardia Urbana?

Resulta sorprendente que haya unidades en las que se han entregado dos polos o tres de manga corta y ninguno de manga larga y la solución que se le ocurre es enviar un correo interno a las unidades diciendo que mientras no lleguen los polos de manga larga se autoriza y permite que debajo de los polos de manga corta los agentes se pongan la camiseta interior de manga larga con cuello. Estos hechos, crean agravios entre compañeros, ya que hay agentes que se pueden proteger del frío y otros que siguen con la uniformidad de verano.

Esta situación no es por falta de dinero ya que se han entregado 2,5 millones de euros en contratos y subvenciones a entidades con vínculos personales o ideológicos afines a Barcelona en Comú.

Como sindicato profesional mayoritario en la Guardia Urbana, exigimos que se ponga urgentemente remedio a esta situación más propia de ejércitos centroamericanos de época y dejen de medrar el prestigio que la Guardia Urbana se ha ganado con la buena labor de sus policías en los más de 175 años de existencia.


Ver documento


  • Tags

Comparte esta página