imagen-noticia
Acción sindical

Falta de efectivos, material y formación en la Guardia Urbana

Ayer, 3 de mayo, hicimos hecho llegar por escrito a la alcaldesa de Barcelona, la Sra. Ada Colau, una reclamación sobre la necesidad de incrementar el número de efectivos, material y formación  de la Guardia Urbana , además de dar a los agentes la seguridad jurídica que merecen. 

Este es el texto del escrito que le hemos hecho llegar:

Hemos encontrado la fórmula que nuestra más que queridísima alcaldesa durante tres años no ha sabido encontrar para el modelo policial que a ella le gustaría tener en la ciudad. Se denomina simuladores de seguridad, conocidos como guardias de cartón piedra. Están las 24 horas del día, laborables y festivos, haga sol, llueva o nieve, no causan absentismo y muy importante, no se quejan ni reivindican nada y además si los rompen no hay que arreglarlos, ni personarse como acusación particular. 

Todo con el fin de reducir la delincuencia y establecer la seguridad de nuestra magnifica y cosmopolita ciudad. Total, tampoco se notará la diferencia con lo que algunas unidades por imperativo de la alcaldía se ven obligadas a hacer ahora, que es no actuar en según que lugares o con determinados colectivos que campan ilegalmente bajo el amparo del gobierno municipal. 

También podemos implantar el ciudadano de peto naranja para controlar, dirigir y regular el tráfico, del que ustedes ya han hecho alguna prueba piloto como en la diada de San Jordi, donde los pudimos ver haciendo todas esas funciones en los cruces de Paseo de Gracia, Rambla Cataluña y Plaza Cataluña, todo ello, como no, con el consiguiente ahorro para las arcas municipales, ya que no se gastaría un euro en uniformidad, vehículos policiales, material, formación o servicios remunerados. Otra cosa es la eficiencia del trabajo en cuanto a la aplicación de las normas en materia de tráfico, que le recordamos son inherentes a los agentes de la Guardia Urbana de Barcelona, tal y como lo establecen la Ley de Seguridad Vial, la Ley de Policías Locales de Cataluña y la propia Carta Municipal del Ayuntamiento de Barcelona. 

Nosotros no hemos pedido su dimisión como otras centrales sindicales que están acostumbrados a que los echen o cesen allí por donde pasan. No nos dedicamos a hacer política, nuestra labor es hacer sindicalismo para defender y conseguir mejoras en las condiciones laborales y económicas para nuestra plantilla. Es por eso, que le pedimos que atienda, mejore y solucione las reivindicaciones que hacen sus trabajadores. 

No nos remita a la Gerencia de Seguridad como en otras ocasiones diciendo que, como es habitual, derivan nuestras reivindicaciones al Comisionado de Seguridad para que sean tratadas en el marco de los canales de relación establecidos a las demandas sindicales. 

Contactar con el Comisionado de Seguridad ya lo sabemos hacer nosotros. Si se lo remitimos a usted es porque como máxima responsable del Gobierno Municipal queremos que nos conteste, nos atienda o nos reciba, porque en la respuesta que usted le dio al señor Jaume Collboni en el último pleno del Ayuntamiento, donde manifestó que se había reunido con los responsables de los sindicatos, desconocemos con quién se puede usted haber reunido, porque los tres sindicatos mayoritarios que representamos a sus trabajadores SAPOL, CCOO y UGT, no hemos tenido ningún contacto personal ni por otro medio con su persona, a pesar de habérselo solicitado en numerosas ocasiones. 

Tras el atentado de las Ramblas, recibimos muchos mensajes de ánimo, que nos hacen más fuertes y profesionales, pero ninguno suyo o de su gobierno, por lo que se desprende que tienen mucho que aprender de cómo tratar o estimular a su plantilla. 

Como ejemplo, que nos conmocionó, le pondremos éste de un miembro del GEI (Grupo Especial Intervención) de los Mossos d'Esquadra a un compañero de la Guardia Urbana: "de parte del GEI, dale las gracias a los compañeros de Ciutat Vella, USP y a la Guardia Urbana de Barcelona en general. 

Admirable vuestro trabajo y coraje, lo nuestro no tiene mérito, lo vuestro sí. Nosotros estamos entrenados para esto, entrenamos cada día y tenemos el material necesario para estas situaciones, pero los tuyos sin la formación necesaria, sin material ni entreno para estas situaciones, le han echado valor y coraje. Gran trabajo el de la Guardia Urbana de Barcelona, sois admirables." 

Sra. Colau, el 23 de agosto de 2017, después de una reunión de la Junta Local de Seguridad, usted manifestó que reforzaría la seguridad aumentando las dotaciones policiales y aprovechó para decir que cambiaría la ubicación de la Sala Conjunta de Comandament-Centre de Gestiód'Emergéncies al Palacio de Deportes de Montjuic, si es usted valiente y es verdad que se preocupa por la Guardia Urbana, le requerimos que vaya usted a la sala y se atreva a decirles lo que ha hecho al respecto a la cara a los compañeros que allí trabajan, porque siguen estando en un sótano sin condiciones de ningún tipo. Si no sabe cómo llegar, pregúntele a un guardia urbano, que se lo indicará con toda amabilidad. 

En nueve meses le hemos hecho llegar 14 escritos explicándole las carencias de la Guardia Urbana, la falta de efectivos, de material y de formación, así como las penosas condiciones de trabajo de los compañeros de la Sala Conjunta de Comandament-Centre de Gestió d'Emergencies y no se ha dignado ni a contestar. 

También le hemos reclamado en diversas ocasiones que se personara como acusac10n particular por las agresiones realizadas a componentes de la Guardia Urbana en diversas intervenciones por vendedores ambulantes, a lo que hace oídos sordos con una evidente falta de respeto hacia los afectados (que son trabajadores del Ayuntamiento que preside), pero en dos ocasiones le ha faltado tiempo para personarse a favor de un colectivo mantero que ejerce una actividad ilegal y que genera constantemente conflictos en los espacios que ocupa, muy apreciado por su gobierno, y por un hombre herido el 1 de octubre del año anterior. 
A nuestros gobernantes municipales actuales, les cuesta reconocer el trabajo y potencial de la Guardia Urbana de Barcelona, como si estuviesen avergonzados de su policía. 

La Guardia Urbana de Barcelona en sus 175 años de existencia, debido a su entrega de servicio y capacidad de evolución al compás del desarrollo de la ciudad, se ha ido convirtiendo en un cuerpo policial profesional, moderno, de prestigio y con reconocimiento internacional. De ser una policía pionera, admirada y envidiada por cualquier otro cuerpo policial o por cualquier responsable de la gestión de la seguridad en el ámbito municipal, debido a sus políticas estamos pasando a ser una policía de segunda división B. Disponemos de una plantilla de la Guardia Urbana inferior a los efectivos operativos que había en el año 1992, diversificada por los cambios organizativos por las políticas de nuevo corte en las que sin la previsión de efectivos se aplican inventos de propaganda, que en lugar de generar beneficios operativamente merman la capacidad de respuesta, con un incremento de los índices delincuenciales, del turismo que visita la ciudad, de los problemas de convivencia y de incivismo y en la degradación de los espacios públicos, que se traducen en una mayor inseguridad y un grado de insatisfacción de la calidad de vida en la ciudad. 

Bájese de su pedestal y preocúpese por aquellos que por el momento son sus trabajadores. 
Documento PDF
  • Tags

Comparte esta página